Proyecto Educativo
 /  Proyecto Educativo

NUESTRO COLEGIO

Desde su fundación en 1857, The Mackay School tiene como objetivo educacional capacitar a sus alumnos para lograr el pleno desarrollo de sus potencialidades, dentro del marco de las tradiciones británicas cimentada en valores cristianos.

El propósito primordial que persigue The Mackay School es imprimir en cada uno de sus alumnos, un sello característico que los destaque en todo su quehacer, cualquiera sea el ámbito en que estos se desarrollen, a nivel personal, familiar, profesional, en sus deberes de estado y a nivel internacional. Este sello está plasmado en nuestro lema “VINCIT QUI SE VINCIT”, es decir “vence el que se vence”. Vence aquel que es capaz de superarse día a día, que fortalece su voluntad fomentado y motivado por una sana competencia consigo mismo.

El colegio enfatiza su educación dentro de un armónico equilibrio en lo intelectual, moral, social y físico y en su carácter bilingüe, procurando lograr un hombre integral, con todas sus áreas desarrolladas, capaces de contribuir positivamente a la sociedad, consciente de su responsabilidad a nivel nacional e internacional.

Queremos alumnos basados en los estándares éticos del “fair play”, que vean en su enseñanza un medio para “Ser más” y no un medio para “Tener más”, de esta forma, apreciarán el esfuerzo por conocer y saber como un bien en sí y no sólo un medio para el logro de bienes materiales que estos puedan brindarles.

Mediante un curriculum conocerán las distintas áreas del conocimiento y la rica variedad cultural inserta en la historia, incluyendo el programa de Bachillerato Internacional, que los capacita a contribuir en el proceso de internacionalización y globalización mundial.

A través del deporte, pretendemos desarrollar habilidades para el trabajo en equipo como un medio para el logro de metas comunes, inculcar la responsabilidad, autodisciplina, solidaridad, respeto a los demás e incentivar el espíritu de superación.

Queremos así que nuestros alumnos sean gestores de su propia educación, teniendo en común valores y maneras de enfrentar la vida con pleno dominio y uso responsable de su libertad.

Toda esta meta se resume en formar alumnos que logren hacer realidad el concepto unificante de “All Rounder”, el cual es estimulado por el Colegio con la entrega de un premio anual a aquellos alumnos que se identifiquen con el ideal del Mackay. Este es el galardón más alto al que puede aspirar un alumno durante su trayectoria en el Colegio.

Al finalizar los años escolares queremos que nuestros egresados sean logros vivientes de estos objetivos, que hayan disfrutado su paso por el Colegio y se sientan orgullosos de haberse educado en The Mackay School.

 

MISION DE THE MACKAY SCHOOL

“Formar jóvenes íntegros, capaces de vencerse a sí mismos y desenvolverse en un mundo globalizado, a través de una formación académica de excelencia, el bilingüismo en idioma inglés y la práctica del deporte.”

 

FILOSOFIA DEL COLEGIO

The Mackay School se formula como concepto principal para el logro de sus objetivos, la formación de un individuo que lo conduzca a la plenitud de sus potencialidades espirituales y físicas en lo individual y en lo social, tomando como máxima para la realización de este fin el hecho que, “La Educación debe ser considerada esencialmente como un acto de amor”.

Considerando que este precepto debe estar presente en todas las actividades como un compromiso ineludible, creemos que la educación más adecuada es la que se funda en el conocimiento y respeto de las aptitudes y fuerzas individuales del niño en el plano de su libertad y solidaridad como sustrato y horizonte. Desde esta perspectiva, el desarrollo intelectual y la búsqueda del conocimiento se plantea como un elemento intrínsecamente unido al desarrollo de su personalidad y de su espiritualidad.

Pensamos que esto se logrará a través de un curriculum amplio y flexible que posibilite las manifestaciones creativas de los alumnos, pero sobre todos estos propósitos, emerge la irrenunciable y prioritaria misión del Colegio de brindar a los estudiantes la adecuada formación personal que considera la vida como una corriente de oportunidades multifacéticas, que nacen de la gracia de Dios.

Esto implica la provisión de un entorno y actividades que faciliten el desarrollo de su espíritu, de elementos curriculares modernos y de contexto universal, que busquen la inserción del Colegio en sistemas de nivel académico internacional, complementándose con una adecuada práctica del deporte.

Como consecuencia de esta inevitable necesidad por garantizar la excelencia académica del Colegio, surge la necesidad manifiesta de contar con profesionales idóneos y de una infraestructura acorde a los objetivos que se desea lograr, como así también que permitan globalizar todos los aspectos educativos.

Dentro de esta descripción genérica, corresponde al Sistema Colegio diseñar el modelo curricular más apropiado que permita salvaguardar, dentro de un lineamiento general, las características formativas que posee la Institución en beneficio de sus alumnos.

MODELO DE HOMBRE

El modelo de hombre que pretendemos formar necesariamente debe considerar aspectos conceptuales fundamentales, que es indispensable definir.

La educación de orientación británica en los colegios de la Asociación de colegios británicos en Chile (ABSCH) pone gran énfasis en la formación integral del alumno, en formar su carácter, en darle una gama de experiencias que permiten el desarrollo de su potencial en todos los aspectos. Tales como, el concepto de la responsabilidad individual, desarrollada a través de los programas de estudio y de otras múltiples actividades educativas.

La disciplina es un factor muy importante en la inculcación de hábitos deseables de orden y conducta.  Desde temprana edad se busca desarrollar la autocensura que lo lleve a actuar correctamente ante toda circunstancia. A través del ejercicio de esta conducta el alumno podrá desarrollar una capacidad para censurar la conducta de otros miembros de la comunidad que actúen incorrectamente o desprestigien su Colegio o House.

El ¨Fair Play¨ o juego justo, juego limpio. Es un concepto extremadamente poderoso, cuando una comunidad lo acepta como norma de su diario proceder. El Colegio busca desarrollarlo en el ámbito de la competencia académica y deportiva y también en el ámbito social y recreativo.

Todos estos aspectos juntos conllevan al concepto unificante del sistema, el del All Rounder. Esto es una persona capaz de desarrollar su potencial en muchos campos, más allá de su grupo-curso y su comunidad escolar.

La adecuada orientación académica es la herramienta que permite al alumno escoger entre muchos caminos, aquellos que van de acuerdo a sus intereses y habilidades que le permiten acceder a la meta final propuesta, que es el hombre integral mackayino.

Las características de este modelo, deben constituir una natural forma de aceptación por parte de todos los componentes que intervienen activamente en el desarrollo educativo a través de conductas profesionales acordes a los requerimientos de identificación con dicho modelo y que necesariamente deben estar presente en todo su actuar y proceder diario. Del mismo modo, este modelo a conseguir debe ser aceptado y reconocido por los hogares e internalizado por los propios alumnos, en la medida que las características de su desarrollo le vayan permitiendo alcanzar los niveles de comprensión para una adecuada identificación.

 

PERFIL DEL ALUMNO

El alumno que egresa del Colegio ha de haber adquirido principios antropológicos que le permitan comprender el verdadero significado de la persona en sí, y así aprender a vivir, en el principio de respeto hacia los demás y consigo mismo.

Deben asumir los valores fundamentales como:

  • Honestidad
  • Lealtad
  • Amistad
  • Justicia
  • Respeto
  • Responsabilidad
  • Tolerancia
  • Solidaridad
  • Caballerosidad
  • Respeto a la sexualidad humana

Todos ellos para hacer un adecuado uso del derecho a la libertad y de cumplir con la voluntad del Ser Superior.

Otras características deseables del Modelo de hombre que se desea formar:

  • Analítico: capaz de comprender la naturaleza social del ser, identificando los elementos culturales que intervienen en su formación y que le permita aprender para la vida.
  • Crítico, en base a los conocimientos y sentido práctico adquirido; asumiendo una postura personal fundamentada, que lo transformará en un agente de cambios creativo, capaz de generar alternativas.
  • Selectivo: capaz de evaluar y elegir todos aquellos aspectos de la cultura que le ayuden a la adquisición de principios y valores que le permitan una adecuada proyección de su vida.
  • Creativo: capaz de generar ideas de una forma original, eficiente, fluida y flexible, lo cual implica generalmente el logro de una meta.
  • Participativo: como miembro activo dentro de la sociedad de personas en que participará.
  • Agente de ayuda sin egoísmo e individualidades, respetando las diferencias sociales que encontrará.
  • Practicante de los valores fundamentales postulados por el Colegio.
  • Gestor activo de su educación permanente, interesándose por continuar su desarrollo intelectual que le permita lograr el mejor provecho de sus capacidades para sí mismo y para la sociedad.
  • Practicante de los valores fundamentales postulados por el Colegio.
  • Defensor entre sus pares, de los elementos estructurales y funcionales de la naturaleza, resguardando sus bienes para las generaciones venideras.
  • Promotor entre sus compañeros de la defensa del medio ambiente.

PERFIL DEL PROFESOR

El profesor del Colegio Mackay debe:

  • Asumir a cabalidad los fines y objetivos del proyecto educativo y aplicar las teorías modernas de aprendizaje que estén con concordancia con el mismo.
  • Demostrar permanentemente un espíritu de superación personal y profesional, desarrollando sus habilidades, aumentando y/o actualizando sus conocimientos, de modo de lograr un mejoramiento continuo en su quehacer pedagógico.
  • Planificar, coordinar y controlar eficientemente un trabajo docente, en lo relativo a los programas de asignaturas, de cursos, de unidades, de clases y de actividades extracurriculares complementarias.
  • Asumir como misión fundamental su función la potencialización de las actitudes, aptitudes y habilidades de los alumnos.
  • Dirigir a sus alumnos con un etilo que facilite en ellos los hábitos de disciplina y autocontrol que les permita vencerse a sí mismo, en todas las circunstancias.
  • Poseer un espíritu de investigación que le permita diagnosticar, evaluar y corregir y/o mejorar problemas académicos y/o metodológicos en su quehacer educacional.
  • Motivar en los alumnos el espíritu de investigación.
  • Ser modelo positivo de vida para sus alumnos, expresado y testimoniado en acciones enmarcadas en el contexto ético y moral de los valores fundacionales y de nuestra cultura.
  • Mantener excelentes relaciones interpersonales con todos los miembros de la comunidad escolar, basadas en la práctica constante del respeto hacia los demás, honestidad y lealtad.
  • Tener una disposición favorable hacia la evaluación del desempeño de su gestión pedagógica.
  • Velar por la seguridad física y psíquica de sus alumnos.
  • Tener capacidad para canalizar las energías y crear compromiso con la misión formativa y educacional del Proyecto Educativo del Colegio.
  • Demostrar un alto sentido de responsabilidad, cumpliendo con las normas administrativas que regulan el Colegio, en lo que compete a asistencia, puntualidad, presentación personal y en lo relativo a los procedimientos metodológicos, evaluativos y de orientación.
  • Se privilegiará que sea bilingüe.

PERFIL DEL APODERADO

Ningún sistema educacional puede alcanzar niveles óptimos de rendimiento si no cuenta con el apoyo de una sólida estructura familiar. La familia tiene la primera y fundamental responsabilidad en la educación de los hijos. El temprano desarrollo de las capacidades cognitivas y morales ocurre en el seno de la familia. Allí empieza el uso del lenguaje que es la base de todas las habilidades simbólicas requeridas para vivir en comunidad y que es además el principal medio para los aprendizajes posteriores en el Colegio. También se establecen las primeras relaciones sociales del niño, inicia en la familia su comunicación con otros, su contacto con la cultura y adquiere las primeras señas de su identidad. Gran parte del éxito de la empresa educacional depende, por lo mismo, de la estabilidad emocional, la riqueza de estímulos y las oportunidades de desarrollo temprano que ofrece la familia.

Algunas de las obligaciones y derechos de los Apoderados de The Mackay School son:

  • Estar informado a través de los canales adecuados del comportamiento académico y desarrollo de hijo o pupilo.
  • Apoyar en forma activa la labor educativa del establecimiento aportando esfuerzos y recursos para favorecer el desarrollo integral del alumno.
  • Mantener una estrecha y permanente comunicación entre el hogar (familia) con el establecimiento, especialmente profesor(a) jefe de curso, de modo tal de estar oportunamente informado del quehacer de su pupilo y el avance en el plano cognoscitivo, emocional, conductual y proceder a implementar las medidas remediales cuando procediere.
  • Proporcionar al alumno un ambiente familiar sano y con el máximo de estabilidad para un mejor cumplimiento de sus deberes y obligaciones escolares.
  • Proporcionar al alumno, oportunamente, los materiales necesarios para llevar a cabo la tarea educativa.
  • Optar por su membresía en el Centro de Padres.
  • Apoyar toda iniciativa del Sub-Centro o del Centro General de Padres, destinada a mejorar o enriquecer el proceso educativo.
  • Cumplir fielmente con el articulado del Contrato de Educación celebrado entre el Apoderado y la Fundación – Corporación.
  • Plantear a través de los canales adecuados, sus intereses sobre la educación y formación de sus hijos o pupilos.
  • Plantear, a los canales jerárquicos establecidos, toda inquietud o duda ya sea relacionada con su pupilo en particular, del curso o del Colegio en general.
  • Proteger por medio de la palabra y de la acción el prestigio del Colegio y de los miembros de su comunidad.
  • El apoderado(a) no podrá inmiscuirse en aspecto técnicos-pedagógicos los cuales le competen exclusivamente al personal Docente-Directivo y docente, de acuerdo a la legislación vigente.
  • Respaldar la función educativa que cumple el Colegio en la formación de sus hijos.
  • Conocer y aceptar las normas que rigen el desarrollo de la función educativa de la Institución.
  • Participar en las actividades planificadas para mejorar el rol formativo del Colegio.
  • Preocuparse de los hábitos higiénicos, de comportamiento y presentación de su hijo o pupilo en las actividades dentro y fuera del Colegio.

CONTACTO

Av. Vicuña Mackenna 700
Reñaca
[email protected]
Portería: 322386621
Senior School: 322386617
Junior School: 322386627
Unidad de Control: 322386645

Newsletter

Name
Email *