Música y Ciencias, dos disciplinas que se acercan cuando se impone la distancia
 /  Blogs / Colegio / Junior / Main / Senior / Música y Ciencias, dos disciplinas que se acercan cuando se impone la distancia
Música y Ciencias, dos disciplinas que se acercan cuando se impone la distancia

Música y Ciencias, dos disciplinas que se acercan cuando se impone la distancia

La experiencia de hacer clases a distancia ha requerido un acercamiento mayor al mundo tecnológico por parte de los profesores a cargo de asignaturas y una buena cuota de ingenio de los mismos para traspasar conocimientos y orientación a los estudiantes. Desde cambiar el Reuter del segundo al primer piso, hasta encontrar el punto exacto en sus casas para que el ambiente sea lo más cercano al aula, evitando distracciones causados por el entorno familiar y algún sonido proveniente desde el exterior.

Dos profesores a cargo de asignaturas tan distintas como ciencia y música, nos cuentan cómo han enfrentado esta nueva modalidad de enseñanza que aparentemente llegó para quedarse, en el sentido de que lo adquirido tanto por ellos como por sus alumnos será aprovechado en el futuro para complementar el proceso educativo cuando haya posibilidades de retornar a clases presenciales.

Se trata de los profesores de Ciencias Leonardo Antivilo y de Música Raúl Núñez, docentes especializados en disciplinas que aparentemente van por caminos distintos, pero que en la práctica convergen en una serie de similitudes.

“La transmisión de una experiencia física hacia otra persona había sido siempre presencial. Antes manteníamos cierto sigilo computacional, pues la base de la enseñanza de la ciencia estaba en el laboratorio, con delantal blanco, mirando, haciendo, indagando y recibiendo la guía del profesor”, comenta el profesor Antivilo.

Agrega que en línea con el IB, esta pandemia nos llevó a todos a experimentar con más fuerza la indagación, la importancia de adquirir un mayor rigor, especialmente con las asignaturas científicas: Tecnología de la Información, Química, Física y Biología. “Hemos comprobado que con este esfuerzo que todos estamos haciendo como comunidad, hemos estado obligados a reinventarnos”.

El profesor Raúl Núñez, en tanto, cuenta que hace unos 10 años el proceso de enseñanza aprendizaje de la música ya tenía mucho de la experiencia D-learning, que corresponde a la tercera fase de nuestro programa educativo.

Profundizando en el punto, explica que “el arte respeta el ritmo del alumno. No se pretende que el estudiante sea un prodigio, aunque por cierto existen alumnos que lo son, sino que lo importante es que aprendan a pensar, a comprender el mundo en un sentido global, valorando el trabajo en equipo, como ocurre con el sonido de los distintos instrumentos”.

Tocando juntos sin estar juntos

Raúl Núñez tiene una amplia preparación en el manejo de softwares vinculados a la música. De hecho, es un experimentado profesional que ha creado varios jingles publicitarios, trabajo que realiza con equipos que maneja desde su casa.

Comenta que hacer tocar en vivo a los alumnos ya es algo muy difícil; “con clases a distancia, es más complejo aún, pero estamos teniendo mucho éxito, pues los alumnos responden con mucho entusiasmo”.

Los profesores de música Gonzalo Cortés y Raúl Núñez, por ejemplo, han creado varios tutoriales y piden a los estudiantes grabar sus ejecuciones con celular bajo ciertos parámetros que aseguren la sincronía. La metodología es muy viable. Se disponen partituras por instrumento y luego se realiza una edición digital en multi pantalla con cualquier software de edición audiovisual para que suenen en grupo ¡Es maravilloso como todos tocan juntos sin estar juntos!

Cabe destacar que en el proceso de enseñanza a través de Zoom ingresan los profesores de instrumentos y forman subgrupos, lo que ha sido una historia de éxito.

El profesor Leonardo Antivilo acota que es muy similar a la experiencia obtenida en Ciencias Naturales con alumnos de 6º Básico. “Hemos estudiado el proceso de crecimiento y nutrición de las plantas a través de la fotosíntesis, que es la base del alimento de la humanidad”.  

Comenta que este trabajo se hace bajo pautas de un trabajo científico, a través de las cuales los alumnos descubren cómo manejar variables dependientes e independientes, despertando su interés por indagar. “Todo esto desde un laboratorio casero, pero con todo el rigor científico”.

“Los alumnos deben entregar informes sobre su trabajo integrado con informática, aplicando planillas Excel y Word para exhibir conclusiones coherentes. Una nueva oportunidad para profundizar en el programa MYP”, relata con entusiasmo.

Raúl Núñez comenta que en una ocasión un alumno hacía percusión sobre un tarro de basura y lograba tonos agudos y graves, aportando a todo el conjunto.

Para ambas disciplinas, Ciencias y Música, la experiencia de un desarrollo empírico para 6º, 7º y 8º ha sido notable, lo cual incidirá en el trabajo personal con que concluye el MYP.

Ambos docentes coinciden en que en momentos de crisis aflora siempre lo mejor y lo peor de cada ser humano, y que para el caso de los estudiantes mucho influye la guía de los profesores y, por supuesto, de la familia.

Finalmente, coinciden en que este proceso más el programa IB en sí mismo preparará a nuestros alumnos mucho mejor para el futuro. “Estamos muy orgullosos de lo que estamos haciendo y de cómo los estudiantes han respondido”.

CONTACTO

Av. Vicuña Mackenna 700
Reñaca
mackay_inform[email protected]
Main: 322386600
Portería: 322386621
Senior School: 322386685
Junior School: 322386627
Unidad de Control: 322386645

Newsletter